Buscar:
Edición:
Blogs
13-Feb-2018
La Ética
No se puede hablar solo de ética. No basta con enunciarla. Hay que ponerla en práctica. La ética es para vivirla y no solo para conocerla, señaló el Dr. Percy Maquina, Director General de CENTRUM Católica.
La Ética

Redactar un código de ética para las empresas y organizaciones, es un acto doblemente revelador. Por una parte pone en evidencia los principios, valores, criterios y virtudes que uno se ha trazado como ideal; por otra parte, permite ver hasta qué punto no ha alcanzado aún ese ideal.

Por ello como dicen Zagal y Llanos, “los códigos de ética hacen vulnerables a una empresa, pues a partir de entonces se le podrá recriminar con mayor facilidad sus defectos (…) El código de ética de una empresa es el arma legítima que otros podrán esgrimir contra ella en caso de incumplimiento”. Por ello hablar de ética resulta siempre peligroso para aquellos que no están dispuestos a tomarse la ética de modo serio.

Pensaba esto al momento que leía lo siguiente en la nota de un diario: “la ética es para vivirla y no solo para conocerla”.

“El fraude (malversación de activos y actos de corrupción) es un delito que no será tolerado, ya que afecta la reputación, el valor de mercado y la cultura”. Cuando leí esto no pude dejar de preguntarme: ¿Esto quiere decir que podríamos tolerar un acto fraudulento si es que nos aseguramos que no afecte la reputación de la empresa, el valor del mercado? ¿Lo malo es el fraude o ser descubierto? Y si de un acto fraudulento se siguiesen ya no efectos negativos, sino positivos, ¿estaría permitido?

Ciertamente, no se trata de negar la importancia de las utilidades, de la reputación y del valor del mercado en las organizaciones, sino de subordinarlo al desarrollo de las personas, tanto la propia como las demás, es decir, hacemos mejores personas. Un código de ética debe apostar por constituir a la empresa en una comunidad ética, porque será el trabajo de los miembros de esa comunidad el que genera las utilidades, la reputación, entre otros.

De lo cual se desprende otro pedido: no se puede hablar solo de ética. No basta con enunciarla. Hay que ponerla en práctica. La ética es para vivirla y no solo para conocerla. Parafraseando a Aristóteles, anunciar una ética y no vivirla es como el enfermo que espera curarse porque tiene la receta indicada pero no toma el medicamento.

Lea el artículo de Gestión del 12 de febrero de 2018. Hacer clic

Percy Marquina
Imagen de la sección

El Dr. Percy Marquina actualmente se desempeña como Director General en CENTRUM Católica Graduate Business School.

Percy  Marquina es Doctor en Administración Estratégica de Empresas (Ph.D.) por la Pontificia Universidad Católica del Perú y Doctor of Business Administration por la Maastricht School of Management (MSM), The Netherlands. Master of Philosophy, por MSM, The Netherlands; Magíster en Administración de Empresas por la Universidad del Pacífico, Perú; Licenciado en Economía por la Universidad del Pacífico, Perú; graduado del Executive Development Program de la Escuela de Negocios de Wharton, USA; graduado del Business Leadership Program de la Fundación Getulio Vargas, Brasil. Además posee estudios de especialización en Harvard Business School, en el Banco Mundial, el PNUD y Wilson Learning.

Actualmente es Director General, Profesor e Investigador del Área Académica de Marketing,  Ventas y Emprendimiento de CENTRUM Católica Graduate Business School. Profesor Visitante de la Escuela de Alta Dirección y Administración (EADA) y Profesor Honorario de la Maastricht School of Management (MSM). Miembro del equipo fundador de CENTRUM Católica Graduate Business School.

Developed by VIS